Saltar al contenido.

CARACTERÍSTICA Y RESEÑA DE IXTENCO

ciprianoPor: Cipriano Hernández Castillo
En cada barrio se vive una emoción maravillosa, al calor de lumbradas por la madrugada del uno de Enero. En su ambiente comunitario, el mas extraño es vencido por la alegría, el color rojo muy subido del fuego, recuerda que Ixtenco tiene unión de ideas al formar parte de un conjunto de colectividades con características propias de una descendencia otomí procedentes de regiones del Estado de Hidalgo principalmente y precisamente en el Valle del Mezquital de Ixmiquilpan se enciende una hoguera en el atrio del Ex convento Agustino de San Miguel Arcángel. Dicho fuego se convierte en elemento primordial al cual se van agregando otros barrios para formar un todo., si bien no se realizan con aquel misticismo, si conservan su esencia del periodo prehispánico, las ahora también conocidas luminarias de San Juan Ixtenco, población que hoy cumple 482 años de fundación. Al recordar el día 8 de Enero de 1532, recordamos como fundadores a ocho personajes, de los cuales cinco aparecen en la cédula real: Don Diego Gabriel, Don Juan Ponce de León, Don Francisco de Barba Torres y Paredes, Don Francisco Contreras y Don Antonio Gómez Fabián. Tres lo hace constar el catalogo del archivo histórico: Don Diego Miguel, Don Diego de Contreras y Don Juan Gabriel. (El Don, solo permitían los españoles utilizar a los gobernantes y hombres con abundancia de bienes de avanzada edad, así como a quienes destacaron en las guerras de la conquista de México).
Pero hace más de mil años, esta tierra fue encontrada para dar vida, según nuestros antepasados, pasaron otomíes aloctonos por lo tanto solo fue un alojamiento en tiempo vernal al fin como grupo nómada deja este lugar y se desplaza en busca de mejores lugares, sin embargo en el asentamiento donde deseaban permanecer y donde se desarrollaron con plenitud e hicieron florecer su cultura. De pronto fueron desalojados en mil cuatrocientos cuarenta, año cuando el imperio mexica decidió extenderse, comenzándolos a despojar provocando su migración al despoblado del actual territorio de Ixtenco, e igual algunos grupos llegaron al estado de Puebla, el grupo otomí llego a Tlaxcala después del olmeca-xicalancas, los olmecas procedentes de Veracruz y Tabasco, xicalancas, provenientes de Campeche ocuparon la parte Sur y los otomíes de provecto aspecto procedentes del Estado de México e Hidalgo de las regiones de Actopan y Zumpango ocupando la parte Oriente del Estado. Debiendo pagar tributo a Tlaxcallan Gobierno representado por los 4 señoríos.
Adentrándose pronto a diversos lugares como Huamantla y Cuapiaxtla entre otros municipios, la cultura de los otomíes se distinguía por su organización, familias esforzadas para soportar la adversidad con fortaleza y valentía, sus aldeas las establecieron en terreno plano pero con un patrón disperso a diferencia de Cacaxtla ubicada arriba de un cerro o Tepeticpac asentado en cerros blancos. De hecho toda la región de Tlaxcallan parecía asemejar para dominar la llanura con esta posición estratégica. Siguieron nuevos asentamientos en Tecoatzinco, Texcallin, Atlangatepec y Hueyotlipan, mucho tiempo después cuando los españoles piden consentimiento a Tlaxcala para que su avanzada pueda cercar Tenochtitlán, los señores Tlaxcaltecas de Tepeticpac, Ocotelulco, Tizatlan y Quiahuixtlan acuerdan hacer la guerra y por las características guerreras de los otomíes fueron enviados a encabezar al ejército indígena para combatir al ejército español e impedir su paso por Tlaxcala, además Ixtenco pertenecía al señorío de Tizatlan, casa del señor más anciano y cabecera de Estado, pero al ejercito indígena luego de tres combates lo hicieron sucumbir en la región de Tecoac. Ingresando los españoles a Tlaxcala, los otomíes e indígenas tlaxcaltecas se aliaron a los españoles para vencer a sus enemigos, los Mexicas quienes les exigían tributarle objetos de oro y plata principalmente, en caso de negarse usaban la fuerza. De su régimen estricto abusaban y a la vez sometían a numerosos pueblos.
Razón por la cual contemplaron la posibilidad de liberarse del yugo mexica, además Hernán Cortes prometió a los señores Tlaxcaltecas por su ayuda engrandecimiento de su majestad, títulos de tierras otorgadas por el gran monarca don Carlos V. así siguieron participando como aliados en la conquista a condición de que obtuvieran tierras en grandes cantidades para su uso, por eso al terminar la conquista don Diego Miguel se propone obtener los títulos de las tierras para la población de Ixtenco, el encabeza las gestiones por ser cacique natural, en su labor lo ayudan a procurar con insistencia de manera escrita y verbal los mencionados fundadores, logrando los derechos de los títulos, donde también les designan como Santo Patrón a San Juan Bautista.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: