Saltar al contenido.

LAS COSAS COMO SON, SEMANA 17

Por: Javier Bretón

Estimados lectores, amigos y conciudadanos, iniciamos un año lleno de esperanza con la confianza que las nuevas autoridades municipales sean la respuesta que todos estamos esperando para hacer de HUAMANTLA un mejor lugar para vivir. En esta ocasión tocare un tema que considero de suma importancia y tiene que ver con la espiritualidad (no religiosidad que es algo totalmente diferente). Comparto una reflexión que me hizo llegar el C. CONSTANTINO SEGURA Vecino de esta población:

En el vientre de una mujer embarazada se encontraban dos bebés. Uno pregunta al otro:
-¿Tú crees en la vida después del parto? – Claro que sí. Algo debe existir después del parto. Tal vez estemos aquí porque necesitamos prepararnos para lo que seremos más tarde
– ¡Tonterías! No hay vida después del parto. ¿Cómo sería esa vida? – No lo sé pero seguramente… habrá más luz que aquí. Tal vez caminemos con nuestros propios pies y nos alimentemos por la boca. – ¡Eso es absurdo! Caminar es imposible. ¿Y comer por la boca? ¡Eso es ridículo! El cordón umbilical es por donde nos alimentamos. Yo te digo una cosa: la vida después del parto está excluida. El cordón umbilical es demasiado corto.- Pues yo creo que debe haber algo. Y tal vez sea sólo un poco distinto a lo que estamos acostumbrados a tener aquí.- Pero nadie ha vuelto nunca del más allá, después del parto. El parto es el final de la vida. Y a fin de cuentas, la vida no es más que una angustiosa existencia en la oscuridad que no lleva a nada.- Bueno, yo no sé exactamente cómo será después del parto, pero seguro que veremos a mamá y ella nos cuidará… – ¿Mamá? ¿Tú crees en mamá? ¿Y dónde crees tú que está ella?- ¿Dónde? ¡En todo nuestro alrededor! En ella y a través de ella es como vivimos. Sin ella todo este mundo no existiría.- ¡Pues yo no me lo creo! Nunca he visto a mamá, por lo tanto, es lógico que no exista.- Bueno, pero a veces, cuando estamos en silencio, tú puedes oírla cantando o sentir cómo acaricia nuestro mundo. ¿Sabes?… Yo pienso que hay una vida real que nos espera y que ahora solamente estamos preparándonos para ella… Suena familiar?
– Dice PEDRO SERGIO ANTONIO DONOSO: hay vida después de la vida y es la vida eterna. Esta va a darla a todos los que han aceptado al Hijo de Dios, Jesucristo, quien llevo a cabo la obra que el Padre le encomendó: anunciar el Evangelio. Unos lo aceptaron y otros no. Pero él no se limitó a exponerlo sólo a los judíos predestinados, sino que a todo el que quiso acoger su palabra. La palabra de Jesús, es la palabra del Padre, y El nos pide creer en ella, permanecer y atesorarla, esto es guardarla con fidelidad, así seremos fieles apóstoles de nuestro hermano Jesús. Para que todos los que creen en él tengan vida eterna. Así es, Jesús es testimonio de la verdad, y nos da testimonio de nuestro Padre Dios, amando, aceptando, conociendo a Jesús, amamos, aceptamos y conocemos al Padre Dios, nuestra fe en Jesús, nos llevara a la vida eterna. Nuestra fe, consiste en recibir a Cristo Jesús, en conocerlo y en El conocer al Padre, en conocer en El al enviado del Padre. Jesús mismo nos lo dice para que todos los que creen en él tengan vida eterna. –
Sin embargo la Biblia es completamente clara de que hay un infierno espantoso eterno para todos los que no obedecen a DIOS – apocalipsis 21: 8 ”PERO LOS COBARDES E INCREDULOS, LOS ABOMINABLES Y HOMICIDAS, LOS FORNICARIOS Y HECHICEROS, LOS IDOLATRAS Y TODOS LOS MENTIROSOS TENDRAN SU PARTE EN EL LAGO QUE ARDE CON FUEGO Y AZUFRE,QUE ES LA MUERTE SEGUNDA.” así que nos guste o no nos guste quienes cometamos estos pecados seguro nos vamos al infierno y no lo digo yo, lo dice DIOS. AHORA LA PREGUNTA ES PARA TODOS LOS HUAMANTLECOS ¿LE CREES A DIOS O NO LE CREES? … ¡las cosas como son!.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: