Saltar al contenido.

Pérez Lira puso en peligro a la capital

Desde el 29 de enero de 2013, la XXIII Zona Miliar le notificó al ex alcalde de Tlaxcala que la bandera monumental representaba un riesgo para la población

Gerardo Santillán | TLAXCALA, Tlax.- En un documento fechado el 29 de diciembre del año pasado, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) negó su respaldo a la colocación del asta bandera monumental del ex alcalde priista, Pedro Pérez Lira, quien haciendo caso omiso a la advertencia de que representaba un riesgo para la población civil, continuó con la inauguración de la obra.

El expediente 36866 relativo a la invitación y solicitud de apoyo fue firmado por el comandante de la XXIII Zona Militar, Alejandro Pinacho López, quien precisó los motivos de por qué el mástil ubicado en el cruce de las avenidas Independencia y Universidad no era conducente.

El general de brigada Diplomado de Estado Mayor, le notificó a Pérez Lira que la obra mantenía una cercanía riesgosa para edificaciones y viviendas, líneas de alta tensión, así como para el intenso tránsito vehicular que a diario pasa por ahí.

“Lo anterior, podría resultar de alto riesgo para la seguridad ciudadana, además de que carece del espacio necesario para las maniobras de izaje y arriado de una bandera monumental de esas características”, puntualizó el jefe castrense.

Pese a que desde el inicio la obra ésta fue controversial porque primero el Gobierno del Estado le negó el permiso de utilizar espacios de Las Escalinatas de los Héroes, el ex edil continuó con su campaña para instalar el asta de 50 metros de alto por 25 metros de bandera, cuyo costo fue de 3.8 millones de pesos.

Pinacho López, le dejó en claro que al ayuntamiento le correspondía realizar la evaluación de proyectos arquitectónicos, estructurales y de obra electromecánica, así como el estudio de mecánicas de suelo y memorias de cálculo respectivos, aspectos que la administración municipal omitió.

Pedro Pérez llevó a cabo la inauguración el 30 de diciembre de 2013, para lo cual invitó a personal castrense a la colocación de bandera; sin embargo, fue un día antes cuando la contestación fue de los riesgos que representaba y aunque hubiera una banda de guerra militar, eso no significaba que hubiera un aval a la obra.

Al conocer de los riesgos que representaba esa bandera monumental, la administración del panista Adolfo Escobar Jardínez, dejó entrever la posibilidad de reubicarla, pero por lo pronto, la tarde del lunes personal militar llevó a cabo el arrío del estandarte nacional.

29ene14 kr (1)

.

29ene14 kr (2)

.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: