Saltar al contenido.

EL REY DE LOS DEPORTES, SEMANA 19

¡TERMINÓ LA ESPERA!

AGUSTIN COLORPor: A. Ernesto A.  Muñoz
Hola estimados aficionados al “rey de los deportes”. Después de una larga pausa en la liga regional de Apizaco, por fin, dio inicio la temporada de este año 2014, que para la afición local tiene como gran atractivo, la participación del equipo consentido: los “novatos” de Huamantla, un equipo, por cierto, renovado; los estrategas de este conjunto, Benja Galaviz y Agustín Ávila, se han dado a la tarea de impulsar a las nuevas generaciones de deportistas, de manera que han integrado un equipo de “puros chavos” cuyo promedio de edad no rebasa los 18 años, basta decir que el veterano del grupo es el famoso “cococho” Luis Lozada, hasta ayer todavía un jovencito escuálido y hoy toda una realidad del deporte celestial. Podemos platicarles que entre sus integrantes se encuentra Kike Ramos, hijo del legendario Jorge Ramos, que durante veinte años nos regaló infinidad de hazañas en la loma de pitcheo y “palos de vuelta entera” para la causa de los equipos de casa. Además de otro jovencito: Jaime Ramírez, sobrino de Roberto “metralleta” Ramírez, pitcher estelar de los “diablos rojos” de México; y ni qué decir del más jovencito del equipo: Daniel Ortiz, de apenas 14 años, hijo del “monstro” del beisbol (ojo, no es por lo mal hecho) Bonifacio Ortiz; a lo largo de la temporada, les habremos de contar acerca de cada uno de estos “chamacos” que se han echado encima el compromiso de seguir regalándonos emociones cada domingo.
El domingo 19, muy tempranito, a eso de la 9:00 de la mañana, se dieron cita en el estadio de beisbol de Huamantla “Gonzalo Macías Galaviz” los integrantes del equipo “novatos” para hacer su presentación en casa, recibiendo ni más ni menos que al equipo “toros” de san Simón, por lo que de inmediato comenzaron con las rutinas de calentamiento y los últimos retoques a la técnica del “toque de bola”, jugadas de “doble-play” y “lectura” de señales, para que en punto de las 10:00 Hrs. Diera inicio el partido. En esta ocasión el encargado de enfrentar a los bateadores rivales fue Jaime Ramírez, pero parece que el frio del invierno simplemente no le asienta y en un abrir y cerrar de ojos, le “cayeron” encima con cinco carreras, lo que hacía predecir un largo y tortuoso domingo para el equipo de Huamantla; de manera que el capitán Benja Galaviz comienza a mover sus piezas, para colocar a “cococho” Lozada en la loma de picheo y de esta manera detener lo que parecía una despiadada carnicería sobre los “novatos, que poco a poco empiezan a acortar la distancia, gracias sobre todo, al oportuno batazo de triple, con casa llena del “peluchín” Cruz Ortiz”. Lo que vino a continuación fue un magnifico duelo de picheo entre Francisco Vega por parte de san Simón y “cococho” Lozada por parte de “novatos”, dominando uno tras otro a los bateadores rivales, aunque la ventaja la llevó el equipo de san Simón pues errores garrafales de Toño Ortiz y de Paco Hernández, provocaron las carreras que a la postre serían la diferencia del encuentro y la salida del “cococho” de la loma de picheo, entrando al relevo José Luis Díaz, que dicho sea de paso, es otro chamaco con muchísimas cualidades. Una vez que las aguas se calmaron, nuevamente los novatos se fueron al ataque y una vez más, el caudillo de este equipo, Agustín Ávila fue el encargado de dar la voz de ataque, conectando un poderoso batazo ante los envíos del pitcher de san Simón Alfredo “tonchis” Vega, aunque para mala fortuna del “jefe” del equipo, al intentar extender el batazo y hacerlo “triple”, se resintió de una vieja lesión en la rodilla, lo que provocó su salida del encuentro, tomando su lugar David Díaz, el hijo pródigo de los “novatos”, que después de una larga ausencia, ha decidido enfundarse nuevamente el uniforme que le dio fama y fortuna, aunque en esta ocasión, poco pudo hacer por la causa del equipo de sus amores, pues el daño ya estaba hecho y hay que reconocer que el equipo visitante, es uno de los rivales a vencer en la categoría estelar de la liga de Apizaco, pues todos sus jugadores son de los llamados “pagados”, sin embargo, los “novatos” estuvieron cerca de darles un susto, pero para no variar, el resultado fue el mismo de nuestros representantes en las justas mundialistas del deporte de las patadas y que resumen con el ya clásico: “jugamos como nunca, perdimos como siempre”. Aunque les podemos anticipar, que conforme transcurra la temporada, este equipo de “novatos” habrá de tomar impulso para colocarse entre lo mejor del beisbol. ¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: