Saltar al contenido.

DIETA TRADICIONAL, Q.F.B. Lorenzo Reyes Pérez: Educador en diabetes.

Q.F.B. Lorenzo Reyes Pérez: Educador en diabetes.

En esta ocasión quiero compartir con ustedes un artículo que aparece en la página de internet: “Alianza por la Salud Alimentaria” y debido a lo interesante de su contenido, lo transcribo íntegramente entrecomillado.

“La dieta mesoamericana, de la cual se deriva nuestra dieta tradicional mexicana, es una de las dietas más ricas, variadas y nutritivas del mundo
En México existen numerosos patrones o modelos de alimentación, muchos de los cuales tienen una historia milenaria y son producto de la interacción de varias culturas. Se puede afirmar que los mexicanos heredamos una de las tradiciones culinarias más notables, ricas, vigorosas y saludables que existen en el mundo actual.
La dieta mestiza, conformada a lo largo de varios milenios con variadas influencias, no sólo constituye una tradición alimentaria envidiable por su personalidad, sus cualidades sensoriales y su riqueza cultural, sino que, en términos generales, coincide notablemente con los principios actuales de la alimentación deseable como son un consumo abundante tanto de granos integrales (tortilla y frijol) como de una amplia variedad de verduras y frutas, y la ingestión moderada de productos de origen animal, de azúcar y de grasas.
La modernización ocurrida en México durante las tres últimas décadas tiene facetas preocupantes, ya que representa un abandono de la tradición y su sustitución por el modelo “nórdico” u “occidental” de consumo. El modelo alimentario que se adopta es ajeno, costoso, nocivo para la ecología, muy dependiente de divisas y expone la ya precaria soberanía alimentaria del país, hace perder la identidad cultural de la población, y pone en riesgo nuestra salud.
En términos nutricios, la dieta tradicional indígena es una buena fuente de energía y carbohidratos complejos, de proteína en la combinación del maíz y frijol, de vitaminas y minerales con el consumo de frutas y verduras, así como en el consumo cotidiano de chile. Además, es buena fuente de calcio por la nixtamalización del maíz, baja en grasa en su forma original y alto contenido de fibra.
Las combinaciones, las variedades y las formas de preparación son idóneas para los requerimientos de los seres humanos. Por ejemplo, el elote se combina con el limón, el cual es necesario para liberar una vitamina muy importante (niacina).
También, la combinación del arroz con el frijol o de la tortilla con otras leguminosas como habas y lentejas aumenta el valor biológico de las proteínas. La integración del chile a los platillos hace más disponibles los nutrimentos en el cuerpo gracias a la vasodilatación, lo cual sucede de la misma forma en la milpa. El chile en la milpa hace más disponibles los nutrientes en la tierra y además es útil para evitar plagas, y el consumo de chile constituye una fuente muy rica en vitamina C.
La naturaleza nos provee de todos los nutrientes necesarios para un desarrollo pleno; esto nuestros abuelos y abuelas lo sabían y lo conservaban. Poco a poco, a través de los siglos, lo fueron enriqueciendo y a través de la observación y el aprendizaje empírico se fue incrementando el conocimiento. Así, generación tras generación se compartían las enseñanzas.
Cuando consumimos productos que vienen de nuestra misma región ayudamos a las familias que viven cerca de nosotros, a nuestros vecinos, nuestras comunidades y a nuestro país. Cuando consumimos alimentos que vienen del exterior todo ese dinero se va del país enriqueciendo a las grandes compañías en lugar de nuestros propios productores. En México existen toda una gran variedad de alimentos naturales que pueden beneficiar nuestra salud, si sabemos aprovecharlos.
Nuestra dieta es color, sabor, olor, variedad, cultura, diversidad, amor, espíritu, amistad, sociedad, emoción, economía, seguridad, filosofía, arte, conocimiento, devoción, historia, fiesta… en síntesis: riqueza ancestral y riqueza del presente”.
http://alianzasalud.org.mx/dieta-tradicional/#sthash.QLR5DVNg.dpuf
Hasta aquí el mencionado artículo. En riesgo de parecer necio, no me cansaré de insistir en que la grave epidemia de enfermedades crónicas y degenerativas, son totalmente prevenibles; y cuya causa es de sobra conocida y que pone en riesgo la viabilidad de nuestro país, haciéndonos cada vez más dependientes de empresas transnacionales, tanto de alimentos como de medicinas, que saquean los bolsillos de las familias sin importar el daño que causan. Se sabe también que las condiciones económicas del país han trastornado la dinámica familiar; ahora son varias las personas que participan para completar el ingreso; que se tiene que alimentar a toda la familia y que se debe hacer rendir el dinero.
Estudios realizados en las encuestas de nutrición indican que ahora se consume menos verduras, legumbres y frutas. Se compra más comida chatarra porque es más barata, “llena más”, aunque cause daños a la salud.
En esos mismos estudios señalan también que el consumo de bebidas embotelladas ha aumentado considerablemente, a pesar de que son la reconocida causa de obesidad, diabetes y muchos otros padecimientos.
Es difícil pero no imposible; cuidemos nuestra alimentación, incluyamos más verduras, leguminosas y frutas, tomemos agua, de preferencia hervida y también dispongamos un tiempo para hacer ejercicio, es la base de la salud.
Para los profesionales de la salud, parece inconcebible que ahora que hay mas nutriólogos, que proliferan los gimnasios para el acondicionamiento físico, que se ofertan por la tv casi todos los días “aparatos milagrosos” para estar en el peso ideal, que se ponen a la venta suplementos alimenticios para conservar un peso corporal saludable; el problema del sobrepeso y la obesidad sigan a la alza.
¡Tenemos el primer lugar a nivel mundial en obesidad infantil y el segundo en obesidad en los adultos¡ Nuestros alimentos tradicionales, elaborados con ingredientes de la región, sin tantas sustancias adicionas para su cultivo y conservación; ahora han sido sustituidos por alimentos con poco contenido nutritivo.
¡Las consecuencias están a la vista¡
Para comentarios o sugerencias por favor dirigirse a: diabtlax@hotmail.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: