Saltar al contenido.

DULCE VENENO

Q.F.B. Lorenzo Reyes Pérez: Educador en diabetes

Por muchos años esta extraña sustancia química ha sido alojada en nuestras cocinas; junto con los condimentos e ingredientes para las recetas de los sabrosos guisos que integran la comida casera.
Cuando el recipiente que la contiene está por quedarse vacio, la angustia del ama de casa se apodera de ella y trata de remediarlo de inmediato.
Es un ingrediente que no puede faltar en aquellas recetas que halagan nuestro paladar, en las bebidas que se llevan a la mesa, bueno hasta en las infusiones (tecitos) que a veces tomamos para calmar alguna dolencia.
Si, adivino Ud. se trata ni más ni menos que del azúcar. Ese sustancia que John Yudkin, fisiólogo británico especialista en nutrición quien en 1972 escribió el libro “PURO, BLANCO Y MORTAL” para referirse al azúcar.
Más enfático el Dr. David Reuben dice: “El azúcar blanca refinada, no es un alimento. Es una sustancia química pura, extraída de fuentes vegetales, más pura de hecho que la cocaína a la cual se parece en muchos aspectos”.
La historia del azúcar es apasionante y ha logrado cambiar lenta pero efectivamente la historia de la humanidad, y ahora amenaza con aniquilarla de alguna manera.
El lugar de origen de la caña de azúcar, de donde se extrae, está situado en Nueva Guinea. Desde allí su cultivo se extendió a China y al cercano Oriente en el año 4.500 a.C.
Siglo IV a.C. La primera noticia escrita que se tiene en Occidente sobre la caña de azúcar procede de un almirante de Alejandro Magno que la conoció en la India, y de la que decían “Existe una clase de caña que produce miel sin la intervención de las abejas”.
Siglo I d.C. Los griegos y los romanos conocían el azúcar y lo denominaban “Sal de la India” y era enormemente apreciada por su alto valor y escasez.
El azúcar es un endulzante de origen natural, sólido, cristalizado, constituido esencialmente por cristales sueltos de sacarosa, obtenidos a partir de la caña de azúcar o de la remolacha azucarera mediante procedimientos industriales apropiados.
El que sea un producto obtenido de una fuente natural, no lo hace inofensiva. Basta decir que los científicos la han comparado en muchos aspectos con la cocaína. Si, es una sustancia que proporciona placer y además es adictiva. Pero lo realmente sorprendente es que no es necesaria para vivir.
Por ejemplo, si a un bebé recién nacido solamente se le alimenta con leche materna y nunca se adiciona azúcar a sus alimentos; ese niño crecerá sano, con una dentadura hermosa, y muy, pero muy saludable. Con un sistema inmunitario trabajando en óptimas condiciones.
Su uso en la antigüedad era muy restringido, solo los nobles y la clase pudiente la tomaba en pequeñas cantidades, su precio era muy elevado, lo que lo hacía prohibitivo para los pobres. Por ejemplo, en 1300, cuando se introdujo por primera vez en Europa proveniente de la India, medio kilo de azúcar le hubiera costado el equivalente a diez mil dólares.
Pero para desgracia nuestra, se optimizaron las técnicas de extracción, aumento la producción de caña y su precio bajo paulatinamente; de tal manera que el consumo mundial se ha estimado en casi 25 kilos por persona al año.
El azúcar que traen los alimentos y bebidas de contenido dulce (leve o moderado) no solo se traduce como peso adicional, sino que también puede llevar a enfermedades crónicas. Los refrescos particularmente, se caracterizan por contener azúcar en cantidades exageradas en comparación con otras bebidas o alimentos.
Los alimentos altos en azúcar reducen los deseos de comer alimentos nutritivos como los vegetales y hortalizas, produciendo carencias nutricionales.
La siguiente lista incluye algunos de los efectos metabólicos del azúcar recogidos de diferentes revistas médicas y otras publicaciones científicas.
1. El azúcar puede inhibir el sistema inmunológico y debilitar las defensas contra las enfermedades infecciosas.
2.
2. El azúcar destruye el equilibrio de los minerales en el cuerpo: provoca deficiencias de cobre y de cromo, e interfiere con la absorción de calcio y de magnesio.
3. El azúcar provoca una subida rápida de adrenalina, hiperactividad, ansiedad, dificultad para concentrarse e irritabilidad en niños.
4. El azúcar puede producir un aumento significativo del colesterol total y triglicéridos, así como un aumento del colesterol malo y un descenso del bueno.
5. El azúcar causa una pérdida de elasticidad y de funcionalidad de los tejidos.
6. El azúcar sirve de alimento a las células cancerígenas y se le ha relacionado con el desarrollo de cáncer de pecho, ovarios, próstata, recto, páncreas, tracto biliar, pulmones, vesícula biliar y estómago.
7. El azúcar puede aumentar los niveles de glucosa en ayunas, y provocar hipoglucemia reactiva.
8. El azúcar puede debilitar la vista.
9. El azúcar puede causar muchos problemas con el tracto gastrointestinal como: acidez, indigestión, mala absorción en pacientes con problemas intestinales, incremento del riesgo de la enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa.
10. El azúcar puede causar envejecimiento prematuro.
11. El azúcar puede llevar al alcoholismo.
12. El azúcar puede provocar caries, gingivitis y que la saliva se vuelva ácida.
13. El azúcar contribuye a la obesidad.
14. El azúcar puede ser la causa de enfermedades auto inmunes como artritis, asma y esclerosis múltiple.

15. El azúcar favorece el crecimiento descontrolado de la levadura Candida albicans (infecciones por hongos).38
16. El azúcar puede producir piedras en la vesícula.
17. El azúcar puede producir apendicitis.
18. El azúcar puede provocar hemorroides.
19. El azúcar puede causar varices.
La lista sigue hasta el numero 76. (continuará)
Para comentarios o sugerencias por favor dirigirse a: diabtlax@hotmail.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: