Saltar al contenido.

Agriculturizando “Día mundial del festejo” Parte I

Por: Picho.

No sé si a ustedes queridos lectores les pasa que se les olvidan fechas importantes, tales como aniversarios, cumpleaños, clausuras y más; curiosamente hay madres que se acuerdan, ¿Cuándo empezaste a hablar, a qué edad te salieron los molares, en qué año te registraron y cuántos años tenías cuándo avisaste para ir al baño? Antes no había tantos festejos conmemorativos como ahora. El otro día vi en las redes sociales que celebraban, el día del mercadólogo, del diseñador, de los niños autistas, niños con cáncer, día de la mujer, de la secretaria y bla, bla, bla y mis preguntas fueron ¿A quién se le ocurrió conmemorar estos días, por qué hay día del niño, de la madre y del padre, del planeta, del árbol y etc. etc. etc?
Hay que aclarar que los festejos o conmemoraciones datan desde la era mitológica, como es el caso del día de la madre. Las primeras celebraciones se remontan a la antigua Grecia, donde se le rendían honores a Rea, madre de los dioses Zeus, Poseidón y Hades. Los romanos llamaron a esta celebración Hilaria cuando la adquirieron de los griegos. Se celebraba el 15 de marzo en el templo de Cibeles y durante tres días se realizaban ofrendas. Los católicos transformaron estas celebraciones a la Inmaculada Concepción para honrar a la Virgen María, la madre de Jesús, el 8 de diciembre, fecha que los católicos adoptaron para la celebración del Día de las Madres. Pero en algunos países latinos se festeja el 10 de mayo.
Grupos internacionales como la ONU (Organización de las Naciones Unidas) ponen fechas conmemorativas en memoria a catástrofes, desastres naturales, enfermos que lucharon por un bien común o hechos históricos que marcaron la historia de un estado, país, continente o al mundo entero, pero como en cada país los hechos históricos son en ocasiones patrióticos se alternan o cambian los días para no opacar uno al otro, por ejemplo: en 1954, la ONU recomendó que se instituyera en todos los países un “Día Universal del Niño” y sugirió a los gobiernos estatales que celebraran dicho Día, en la fecha que cada uno de ellos estimara conveniente. Dicha institución celebra a los niños el 20 de noviembre, en conmemoración a la aprobación de la declaración de los “Derechos del Niño” en 1959 y de la “Convención sobre los Derechos del Niño” en 1989, en México esta fecha se celebra el día de la “Revolución Mexicana”, Conflicto armado que tuvo lugar en nuestro país pero en el año de 1910. Históricamente, suele ser referido como el acontecimiento político y social más importante del siglo XX en esta entidad. Y nuestro país se instituyó que el día del niño fuera el 30 de abril.
El Día del Padre se celebra el 19 de marzo, en honor a San José, en España, Portugal, Italia, Honduras, Guinea Ecuatorial, Liechtenstein, Macao, Andorra y Bolivia. En la mayoría de los países se celebra el tercer domingo de junio, en Rusia, por ejemplo el 23 de febrero, Día de los defensores de la Patria. Esta celebración nació en Estados Unidos por Sonora Smart Dodd, hacia su padre Henry Jackson Smart, un veterano de la guerra civil estadounidense. La esposa de Henry falleció al dar a luz a su sexto hijo y él cuidó y educó a sus hijos sin ayuda. A Sonora se le ocurrió celebrar el “Día del Padre” mientras escuchaba un sermón del “Día de la Madre” en 1909. Al principio propuso el 5 de junio, fecha del cumpleaños de su padre, pero la elección de la fecha no prosperó, sin embargo fue ganando aceptación. En 1924 el presidente Calvin Coolidge apoyó la idea de establecer un día nacional del padre, y en 1966 el presidente Lyndon Johnson firmó una proclamación que declaraba el tercer domingo de junio como el Día del Padre en Estados Unidos. La celebración se extendió rápidamente a Europa, América Latina, Asia y África como una manera de homenajear a los padres y reconocer su papel en la crianza y la educación de sus hijos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: