Saltar al contenido.

PROBLEMAS DE MAMÁ, PROBLEMAS DE CONDUCTA ¿?

Por: L.E.E Ivonne Rosales.
Si tu hijo/a es muy rebelde, agresivo y tirano es mejor que leas esta información que puede ayudarte para tomar cartas sobre el asunto. Pero ¿Qué es eso llamado problemas de conducta? Según los profesionales de la salud, son aquellos problemas que tienen nuestros hijos cuando tienen dificultades para cumplir las normas que la mayoría de los niños aceptan.
Un niño con problemas de conducta, que desobedece de forma habitual a sus padres, que grita y se enfada con frecuencia o que, incluso, experimenta brotes de agresividad cuando se le lleva la contraria necesita de la ayuda de sus padres y maestros para superar su trastorno de comportamiento.
La desobediencia, las rabietas, el negativismo, etc…, forman parte de los trastornos de conducta más usuales durante la infancia. Estos problemas pueden resultar muy perturbadores para los padres dado que suelen suponer un desafío a su autoridad y control, llegando inclusive al forcejeo o golpes. Estos problemas, lamentablemente, parecen ir al alza, incrementándose su magnitud, frecuencia y lo que es más significativo: la edad de inicio cada vez es más temprana.
El conocido Síndrome del Emperador se refiere a aquellos niños que se constituyen como verdaderos tiranos en su relación con los padres, son exigentes, intolerantes y pueden llegar hasta la agresión si se les lleva la contraria ,son niños que no admiten el no.
Ten en cuenta que “Poner límites a los niños y pasar el tiempo suficiente a su lado son algunas de las claves para corregir los problemas de conducta”.
Algunos ejemplos de estos problemas son:
• No obedecer a sus padres o a otros adultos, como profesores. La mayoría de los niños desobedece algunas veces, pero los menores con estos problemas desobedecen todo el tiempo y aun en situaciones donde el castigo es serio.
• Tener rabietas que son mucho más frecuentes y severas que el promedio de los niños de su edad.
• Volverse agresivos y mostrar conductas destructivas.
• Replicar siempre, contestar mal, discutir, hacer que pequeñas situaciones parezcan más grandes de lo que son y siempre desear decir la última palabra.
• No a cumplir con sus obligaciones diarias, como las tareas escolares y el aseo personal.
• Los niños con problemas de conducta también presentan otras conductas antisociales, como el exceso de ira y el uso de palabras vulgares; conductas ofensivas, como por ejemplo, escupir a las personas, o el ser indiferentes a los sentimientos de los demás.
Si identificas estas conductas en alguno de tus hijos es necesario que busques ayuda de un profesional pues en ocasiones creemos que es “normal” ese comportamiento y con el paso de tiempo desaparecerán pero lo que sucederá es que al paso del tiempo esas conductas pueden empeorar si no se atienden a tiempo.
Si tienes alguna duda o comentario házmelo saber en el siguiente correo electrónico: ivo_rosales@hotmail.com
L.E.E Ivonne Rosales

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: