Saltar al contenido.

QUE SE QUEDE

Por: Cipriano Hernández Castillo.
La lluvia como universo libre, se adelantó al maestro de ceremonias para la presentación del inédito libro: La Tierra del Maíz del Antrop. Cornelio Hernández Rojas. La lluvia, signo inequívoco de buenos tiempos, acompaño a las personas que asistieron, y poner a la vista el interés que dicho libro ha despertado, el cual sin duda al igual que ella rebasara el cielo Tlaxcalteca. Como escenario fue la casa del artista en la Ciudad de Tlaxcala, el pasado jueves 25 de septiembre del año en curso, desde hace tiempo el autor concibe un pensamiento expresado con palabras para culminar con su ahora inmanente libro. Hay acontecimientos que por lo trascendente dejan una profunda huella y un anhelo intenso por escribir, por leer, por tener esa sensación de satisfacción que todos necesitamos, así se vivió el momento, donde el Dr. En Agroecología, Sociología y Desarrollo Rural Sostenible por la Universidad de Córdoba, España: Dr. Julio Sánchez Escudero, presento al otoñal autor con moderación: Antrop. José Felipe Cornelio Hernández Rojas y su libro, La Tierra del Maíz, en cuya portada se observa un paisaje natural, como elemento unificador, lleno de signos., el aprendizaje de su lectura, el arte de interpretar sus signos nos proporciona la libertad de ver una buena vista de su peculiar paisaje, localizado al oriente del estado, concretamente de la región de Ixtenco, el libro contiene fotografías en su ambiente natural, mismo que llega oportunamente a tiempo, en su punto, como un suceso interesante: siempre en otoño se publican los mejores libros, el sazón de la tierra y abundancia de pastos con suave madurez van consiguiendo una fresca estación de amable sabiduría. El texto adecuado, fotografía, gráficos y cuadros involucra a proteger la simiente, un libro para razonar y convencer con la dedicación, que nuestro maíz debe ser bien valorado y evitar a toda costa los cultivos de transgénicos (OGM) Organismos Genéticamente Modificados, ya que ponen en riegos a campesinos y consumidores. Riesgo, porque de permitirlo sus tecnologías arrasan con nuestra biosfera. Amar y proteger nuestro maíz, objetivo de Tierra del Maíz y de los principales custodios del maíz, como son los pueblos indígenas de México, entre ellos San Juan Ixtenco, comunidad Yumhu, que sin acuilmarse cultivan dos razas endémicas: maíz tunicata y cacahuacintle y más de 18 variedades de maíz pertenecientes a 8 razas.
Tierra del Maíz. Reflexión en su determinación, como la frase de Tobías Lasser “Solo podemos amar aquello que conocemos y solo podemos proteger aquello que amamos”. Ahí mismo el autor agradeció a las personas por su conocimiento multidisciplinario del municipio de Ixtenco, por su experiencia vivencia en los maizales, así como a diversos investigadores, su aportación en el campo de la investigación agraria, además de varios especialistas de la región consultados, a todos aquellos que participaron en su elaboración y por los apoyos facilitados en su publicación concluyo el autor. Quien al brindar recibió emotiva felicitación por su obra que contiene un trabajo completo, los presentes en ese lugar abarrotado disfrutaron de sabroso atole agrio y exquisito chilatole, deleite de Ixtenco y goce para quienes participaron en la exitosa presentación, Tierra del Maíz, de Antrop. J.F. Cornelio Hernández Rojas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: