Saltar al contenido.

Huamantla: Niños toman clases en aulas improvisadas de cartón

Viridiana Salazar | Huamantla.
Estudiantes de primaria de Huamantla, llevan casi dos años estudiando en sitios ‘hechizos”, pues el Gobierno del estado no les ha construido escuelas, esto en una comunidad que hasta ahora ha sido olvidada por las autoridades y que en meses pasados fue sacada por la fuerza de sus humildes viviendas, esto sucede en la zona denominada “cartolandía”.
En aulas improvisadas de madera, cartón y lámina toman clases 50 niños de la Escuela Primaria aun sin nombre, ubicada en atrás de la unidad unión y progreso, denominada Cartolandia. Los padres de familia y maestros han instalado la escuela, de manera temporal, en un predio que se encuentra en el abandono.
La institución ha buscado, sin respuesta desde el año pasado, la donación de un terreno por parte del municipio, para que la SEP pueda construir la escuela, sin embargo no han tenido éxito, recordaron que cuando el actual presidente municipal, Alejandro Aguilar López, andaba de campaña les prometió ayudarlos, sin embargo, dijeron, que aún esperan la ayuda del edil. La escuela continúa en función gracias a la colaboración de padres de familia que han donado útiles escolares, además de personas que los apoyan con donativos en especie, son los mismos maestros quienes muchas veces les compran el material didáctico para llevar a cabo las actividades escolares.
“Todo lo que está aquí fue donado por padres de familia y otras escuelas que fueron de nueva creación antes y que ya se establecieron, nos pasaron mobiliario, pero ya usado”, comentaron.
Acudir a clases durante tiempo de lluvias se vuelve todo un desafío, tanto para los alumnos como para los padres de familia. Además de no contar con un suelo firme, los estudiantes se encuentran expuestos a picaduras de alacranes y víboras que abundan en esta temporada del año.
“Urge, porque cuando llueve es un cochinero, tuvimos que echar graba adentro de los salones, porque el año pasado quedaron que a lo mejor se iban a suspender las clases cuando llovía. No entiendo por qué no dan este terreno para la escuela, que es un nido de vagos, de drogadictos, es un criadero de animales porque se enmonta cuando llueve. Si el Gobierno apoya para que se abran negocios, por qué no apoya para que se hagan escuelas”, expresó doña Rosita, madre de familia.
La comunidad estudiantil espera tener un encuentro con el Alcalde Alejandro Aguilar para solicitarle la donación de un terreno, donde se pretende edificar la escuela, además de pedirle que los dote de material didáctico y útiles escolares.

10745041_819740771422965_350065323_n

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: