Saltar al contenido.

Las calaveritas del Huamantroll.

Calaverita a Alejandro Aguilar, presidente municipal de Huamantla
Se dicen muchas cosas, de este presi muy huraño…
Se dice que  le gusta mucho tomar la nieve en verano…
Lo que no se dice es que la calaca de plano no se lo lleva…
Ya que tiene miedo la calaquita de causar mucha pena…
Por eso la calaquita decidió hacerse la tonta y cada vez que pasa junto a Alejandro
Prefiere ignorarlo, no vaya ser que cuando regrese también le gusten los raspados…
Calaverita a Director de Seguridad Pública de Huamantla
La muerte al darse cuenta que los robos se incrementan…
Decidió hacerse cargo y mandar al diablo a un tal Armando…
Pero esta no sabía que al tratar de captúralo… la muerte perdería su ropa y su guadaño
Los cuicos de Huamantla, le dieron el pitazo, y el tal Armando corrió tras un regazo
Era Alejandro que lo esperaba entre sus brazos, para decirle: Mijito no te preocupes, aquí yo me encargo…
Calaverita a Secretario del Ayuntamiento de Huamantla
Se dice que lo odiaban  y que todos lo querían fuera, por eso fueron con la calavera…
A pedirle su cabeza… pero esta no accedió, porque ya lo conocía y les dijo: ah que chistosos quieren que me lleve al baboso…
Los trabajadores del ayuntamiento a gritos le pedían, que se llevará al joven mozo, porque se creía el más hermoso…
Pero la calaca más astuta en lugar de llevárselo prefirió dejarlo para que sufran los gusanos…

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: