Saltar al contenido.

Columna: El lenguaje del cuerpo. Gema Salado

Hola amigos lectores que tal su día, deseando que con el lenguaje del cuerpo puedan interpretar lo que los demás en realidad te están diciendo.  Y comienzo con el estatus y el poder.
En donde el gesto de taparse la boca, es un indicativo que está mintiendo. Y cuando se es más grande solo varia el tiempo, es decir apenas toca los labios.
La falta de congruencia en el decir y hacer el gesto  no checa con las palabras, por ejemplo cuando muy serio dice que es feliz.
SEn cuanto al espacio personal la distancia adecuada es de 45 centímetros y menos distancia a las personas que están más cerca emocional y efectivamente.
Si una persona que entra es hostil y más en la zona intima ocasiona cambios fisiológicos en nuestros cuerpos.
Las personas cuando están entre mucha gente, se sienten amenazadas y puede pasar que surjan peleas, ya que las suprarrenales reaccionan fisiológicamente al estrés. Los policías que interrogan a los delincuentes hacen uso de la invasión  territorial para quebrar la resistencia del sujeto. Penetrar en el territorio íntimo de una persona del sexo opuesto es el método de demostrar interés y que hay un “avance” en la relación. En cambio un saludo entre una persona urbana y una rural, es diferente, las personas de zonas urbanas estrechan las manos y se acercan un poco más,  contrario a la gente de zonas rurales que saludan de lejos y sin estrechar la mano. Por otro lado el gesto de exhibir las palmas de las manos, se ha asociado siempre con la verdad, la honestidad, y la lealtad. La palma hacia arriba, es un gesto que denota sumisión, la palma hacia abajo es de autoridad.
Y con esto me despido de ustedes, hasta la próxima.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: