Saltar al contenido.

INTERVENCION DEL DIP JESÚS PORTILLO HERRERA.

INTERVENCION DEL DIP JESÚS PORTILLO HERRERA.

 

 

 

 

Con el permiso de la Mesa Directiva

Diputados y diputadas

Representantes de los diferentes medios de comunicación

Público que nos acompaña

 

DIP. JOSE MARTIN RIVERA (1)

Como presidente de la Comisión de Protección Civil, Seguridad Pública, Prevención y Reinserción Social, me permito hacer uso de esta tribuna una vez más para hacer un llamado al titular del Ejecutivo local, Marco Antonio Mena Rodríguez, a fin de que tome las acciones correspondientes como adelantó en días pasados para reorganizar sus estrategias de seguridad en puntos claves.

 

Las y los tlaxcaltecas no podemos seguir viviendo en un clima de incertidumbre ante el aumento alarmante de actos delictivos.

 

Si para el Gobierno del Estado los dos secuestros que se han suscitado en menos de tres meses, empresarios ejecutados a plena luz del día, ciudadanos quemados, policías ultimados y hasta un presidente de comunidad fue agredido en su domicilio son hechos aislados, para el Partido del Trabajo ese tipo de sucesos no lo son, más bien estos hechos son sinónimo de alerta que deben ser atendidos.

 

Ya basta de insistir que el Estado sigue siendo seguro. Si en verdad lo fuera, necesitamos ver resultados tangibles pues no es con mensajes halagüeños y aduladores como se disminuyen los actos delictivos.

 

Ejemplos hay de sobra, tan solo en esta semana van dos ejecutados, sucesos que se presentaron en el municipio de Tlaxco en donde la alcaldesa Gardenia Hernández Rodríguez, en lugar de buscar alternativas en la Federación o el Estado para redoblar la seguridad en una de las puertas principales a la entidad, se encuentra en Acapulco, Guerrero, junto con otros alcaldes que en lugar de atender las prioridades de su municipio se la pasan realizando vida social como el caso también del edil de Zacatelco.

 

Compañeras y compañeros diputados, si bien es cierto que no nos podemos comparar con otros Estados de la República, principalmente en la zona fronteriza donde la violencia es el pan de todos los días, no podemos soslayar y quedarnos de brazos cruzados a esperar que las cifras nacionales nos rebasen para actuar en consecuencia, ni que las autoridades de los tres órdenes de gobierno ubiquen falazmente a Tlaxcala como un Edén.

 

Sin duda que con el cambio de autoridades en los municipios ha sido una condicionante en el rubro de seguridad, toda vez que con el relevo de alcaldes, los cuerpos de seguridad fueron renovados, motivo por el cual urge que los policías municipales sean capacitados y certificados para que puedan hacer frente a la delincuencia.

 

Ante estos hechos e innumerables acontecimientos delictivos que se siguen presentando en la entidad, pido y exijo a las autoridades municipales, no escatimar recursos ni esfuerzos para salvaguardar a la población, pues esta exigencia todos los presentes populares lo sabemos, sin embargo, unos se hacen de la vista gorda, pero siempre nos lo recuerdan la ciudadanía pidiendo mejores condiciones de seguridad y me mejores condiciones para poder vivir en paz social.

 

Desde los municipios, nuestras autoridades, como primer respondientes es donde hace falta también la coordinación con los diferentes niveles de Gobierno para darle certidumbre y tranquilidad al pueblo de Tlaxcala.

 

Ya ejecutaron a policías municipales, ya ultimaron a ciudadanos a plena luz del día, han asesinado a propietarios en las afueras de sus comercios, han quemado a personas al interior de su vehículo y, por si fuera poco, hasta a un presidente de comunidad ha sido balaceado en su propia casa.

DIP. IGNACIO RAMIREZ (4)

 

 

No debemos hacer a un lado lo que mandata la Constitución federal, específicamente en el Artículo 21, el cual sostiene que la Seguridad Pública es una función exclusiva de la Federación, las entidades federativas y los municipios.

 

La misma carta magna en su artículo 115, al referirse exclusivamente al tema de la seguridad pública, establece que los municipios deberán prestar los servicios públicos necesarios para satisfacer las necesidades de sus habitantes, siendo uno de estos servicios el de Seguridad Pública.

 

Es por ello que se deben redoblar esfuerzos para brindar mejores condiciones de seguridad en todos los sentidos, por lo que insisto en hacer un llamado respetuoso al señor gobernador y a las autoridades municipales para que tomen las acciones necesarias al corte de los cien días de gobierno y, de ser necesario, realicen los cambios de servidores públicos a tiempo sin miedo porque pareciera que el rumbo político en materia de seguridad no es el adecuado.

 

Es cuando diputado presidente.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: