Saltar al contenido.

Bloquean agricultores carretera Cuapiaxtla

Pedro Morales/385 GRADOS/ Alrededor de 70 ejidatarios y agricultores del municipio de Cuapiaxtla mantienen el cierre de la carretera México – Veracruz, en demanda de que intervenga el gobernador Mariano González, para solucionar el problema del despojo de tierra para construir carretera poblana.

Denunciaron que la empresa OSA Constructora y Edificadora, filial de Oceanografía, les pague de inmediato el adeudo de 50 por ciento del valor en que cedieron sus tierras para la construcción de la autopista Cuapiaxtla–Cuacnopalan,

Entrevistado, David Delfino Gasca Pérez, comisariado ejidal de ese lugar, señaló que la protesta “es pacífica”; sin embargo, permanecerían con esta medida hasta que se instalara una mesa de diálogo con las partes en conflicto.

“Son 70 ejidatarios afectados por la falta de pago del 50 por ciento del precio pactado para la venta de sus tierras, el cual tuvieron que recibir a finales de enero, pero la constructora pidió una prórroga de un mes más “y a la fecha no hay nada”.

Como se recuerda, integrantes del Congreso Agrario Permanente (CAP) del estado alertaron sobre esta problemática, incluso Alejandro Martínez Hernández, dirigente de la Coalición  de Organizaciones Democráticas, Urbanas y Campesinas (CODUC), denunció que 3.5 kilómetros de tierras de cultivo tlaxcalteca fueron ocupados para edificar esta carretera que comunicará a la planta Audi en San José Chiapa, Puebla, y que el gobierno estatal ha hecho caso omiso para que les paguen sus tierras.

El representante de la Coalición de Organizaciones Democráticas, Urbanas y Campesinas (CODUC), Alejandro Martínez Hernández e integrantes del comisariado ejidal de Cuapiaxtla reiteraron su demanda sobre las presiones de la empresa Oceanografía, para despojarlos de sus tierras.

“La empresa Oceanografía, encargada de construir la autopista Cuapiaxtla–Cuacnopalan, presiona fuertemente a los ejidatarios para que vendan sus tierras a un costo de entre 30 y 43 pesos por metro cuadrado, lo que cuesta un refresco familiar, y que de no hacerlo les van a expropiadas sus propiedades”, aseguraron.

Alejandro Martínez sostuvo que “los campesinos no estamos en contra de que lleguen los beneficios, hace años se decía que llegaban beneficios con una carretera nueva, pero ahora esta vía nace en Amozoc, se perfila como una carretera privatizadora y que divide pueblos, comunidades y parcelas.

”Esta autopista pasa por tierras de Cuapiaxtla y llega hasta Xalapa, pero para los campesinos de Cuapiaxtla esta carretera no representa beneficio algúno, al cntrario les quieren quitar sus tierras y comenzaron a pagarles a ocho pesos el metro cuadrado, lo que vale un refresco.  La verdad es que son empresas inmobiliarias mandadas por Oceanografía, y con dinero de Pemex, están comprando tierras a bajos precios, pero la verdad es que luego de que las empresas inmobiliarias se apoderan de la tierra, especulan y venden hasta en tres mil pesos el metro”, indicó.

“Unos ingenieros me fueron a ver y me dijeron, oye Alejandro, tu te quieres hacer rico con las tierras que tienes ahí, yo les respondí y ustedes se van a hacer pendejos o qué, también van a hacer dinero”.

Por eso la exigencia es que les den el dinero a los ejidatarios, porque luego de que entreguen su tierra van a quedar desprotegidos, por eso le vamos a entrar a eso, que aclaren cuales son los beneficios para los dueños de la tierra y la respuesta es que ninguno.

”Las autoridades hacen fiesta porque viene la armadora Audi, pero no dicen que viene a Puebla, dicen que habrá empleo para los campesinos, pero la verdad es que los van a ocupar por un tiempo de albañiles.  Luego los van a correr y si algunos tienen suerte, los emplearán para lavar los baños, y una vez que cierren el ejido y que abran las carreteras, los tlaxcaltecas ¡a la chingada¡ Vienen estadounidenses, vienen canadienses a los mejores empleos, ni siquiera son para los mexicanos, menos para los tlaxcaltecas”.

El gobierno no capacita a la gente, “ni siquiera tiene capacidad, ahí está el caso de la Sefoa, donde desaparecieron miles de toneladas de fertilizante a manos de un funcionario, quien por cierto ya obtuvo su libertad bajo caución.  Fue un funcionario de tercer nivel, no se sabe quién manejó el dinero, hay mucho que aclarar, quien autorizó los pagos, quienes son los cómplices”.

Al retomar el caso de la carretera, advirtió que no solamente peligra la tierra de los tlaxcaltecas, porque también Audi se va a llevar el agua de la zona, de Huamantla, de Cuapiaxtla, de El Carmen Tequexquitla y hasta de Libres.

“Por qué no se ha tomado en cuenta que esa planta automotriz es un monstruo que diariamente y a cada hora requiere de enormes volúmenes de aguara, no solamente para sus process, sino para los servicios y la pregunta es ¿de dónde van a sacar el agua?.  La respuesta es simple, de nuestros mantos freáticos, al rato se va a acabar el agua de Tlaxcala, es un gema muy grave, los funcionarios dicen que vienen muchos empleos, pero que digan en dónde estarán insertados los ejidatarios”

Finalizó que hay que ver a futuro, pues la gente se “chinga en el campo, de sol a sol”, no avanza, mientras un solo funcionario de la Sefoa se roba once mil 600 toneladas y si en Tlaxcala se manda a la cárcel al que se roba un pan, “no nos explicamos la razón por la que a este sujeto ya lo dejaron en libertad”, concluyó.

En tanto, sigue la manifestación pese al diáplanton planton-1logo que intentan funcionarios de la Segob, quienes han solicitado que para iniciar las mesas de dialogo se debe liberar la carretera, situación que hasta las primeras horas de este jueves no había ocurrido.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: