Saltar al contenido.

CERTIFICADO MEDICO ¿NECEDAD O NECESIDAD?

Q.F.B. Lorenzo Reyes Pérez: Educador en diabetes.

En esta próxima temporada escolar en que los niños y jóvenes se preparan para iniciar o continuar su preparación académica, los padres son enterados de las disposiciones de los centros escolares al cual los inscribirán. Los temas a tratar por los maestros son muchos y muy variados; por ejemplo las cuotas de cooperación, el reglamento escolar, los uniformes, el certificado médico, solo por mencionar algunos.
Una vez iniciado el ciclo escolar, todos los días en las escuelas se viven situaciones diferentes en lo que respecta a la salud de los niños y jóvenes estudiantes: desmayos porque antes de salir de casa no desayunan, alteraciones incipientes en la capacidad visual o auditiva que no se han detectado, diabetes, enfermedades bacterianas, dolor de cabeza o de garganta frecuentes, malestar estomacal (diarreas), aparición súbita de la menarca en niñas (primera menstruación), pies planos, dolor de muelas, alteraciones en la columna, alteraciones de la respiración, etc.
Por supuesto que en estos estudiantes se verá mermada su capacidad de aprendizaje con respecto a aquellos que no presentan esta problemática. Algunos de estos estudiantes podrán avanzar a pesar de estas condiciones, pero la mayoría no. Muchos de ellos se ausentaran por periodos variables de sus clases y podrán salir reprobados del curso o habrá materias que tendrán que cursarse nuevamente.
Esta situación puede generar enojo en los padres y un sentimiento de minusvalía en los jóvenes estudiantes. Regaños, castigos o negociaciones estarán a la orden del día, sin pasar por alto el posible reclamo que los padres hagan al maestro por creerlo culpable del atraso escolar del alumno.
Todo lo expresado anteriormente justifica que los padres se detengan a reflexionar cual es la intención de que los niños sean llevados a una consulta médica para evaluar su estado de salud. Si, desgraciadamente no hemos incorporado a nuestra idiosincrasia una práctica que nos ahorrara sufrimiento y desembolso economico: la prevención. Lo dice un viejo y conocido, pero tan bien ignorado refrán: “Más vale prevenir que remediar”.
Por fortuna hay padres (sobre todo las mamás) que están pendientes del cuidado de la salud de la familia, también hay padres que por muy diferentes causas hacen caso omiso de esta situación. Sin embargo si usted que me hace favor de leer esta columna, tiene hijos, o nietos que estén por matricularse para el próximo periodo escolar, le ruego encarecidamente que no vea esta disposición del certificado médico, como un mero trámite engorroso, no es una necedad. Tal vez esta sea una única oportunidad de comprobar que su hijo o sus hijos gozan de cabal salud. Es una necesidad.
Es conveniente que como padres de familia vayamos considerando el examen médico de nuestros hijos como algo de vital importancia, si bien es cierto que en esta época el dinero escasea aún más, no lo veamos como un gasto, sino más bien como un inversión, una inversión en salud. “La salud no se valora, hasta que se pierde”.
La justificación del documento en cuestión es que se han dado casos donde un alumno ha sufrido desvanecimiento cuando por ejemplo en la clase de educación física el maestro pone rutinas de ejercicio o entrenamiento confiado en la buena salud del estudiante. En algunos estados de la republica este documento ha dejado de ser opcional, ahora es obligatorio.
Esta situación de obligatoriedad puede causar escozor en algunos padres y estarán en todo su derecho a negarse, pero si lo analizamos con calma es conveniente para todos; la escuela, por ejemplo, tiene un documento que en su momento podría ser un justificante en caso de presentarse una eventualidad especial con el escolar, como las mencionadas anteriormente; el alumno , tendrá, en caso de presentar algún problema de salud un dictamen que advierte sobre el riesgo a sus salud, si se le llegara a exigir un esfuerzo mayor a su capacidad; y por supuesto, los padres tendrán la seguridad de que su hijo o hijos no tienen de que preocuparse según el dictamen que aparezca en el certificado médico.
El desarrollo tecnológico en el área médica está muy avanzado, se cuenta ahora con equipos de última generación, diagnostico por imagenología, resonancia magnética nuclear, tomografía axial computarizada, medicina nuclear, radioinmunoanálisis, etc. Por supuesto que una valoración completa del estado de salud de una persona, niño, joven o adulto exige un desembolso económico considerable, sin embargo con un perfil bioquímico conformado con pruebas mínimas de rutina en el laboratorio se puede saber si es necesario ampliar con otros exámenes más completos y especializados.
Debemos tener cuidado ya que hay lugares que le cobran una cantidad simbólica por un certificado médico, pero no realizan una revisión apropiada a los niños; tienen un machote definido en donde sólo colocan la fecha y el nombre de cada niño, peso y talla. En un principio bastaba con la solo determinación del grupo sanguíneo por el laboratorio. En el sector privado muchas veces el afán de lucro puede más que la ética profesional, y cualquier persona, no siendo médico firma el certificado. Por esta situación es que en muchos centros escolares únicamente aceptan certificados médicos expedidos por el sector público, específicamente de Sesa.
En otras instituciones oficiales como IMSS o ISSSTE no se expide este documento a solicitud de la población abierta, tal vez solo a derechohabientes. Sin embargo en Sesa debido a la gran demanda, se saturan los servicios y hay que realizar grandes filas esperando el turno y dar dos o tres vueltas para tener el documento.
Anteriormente bastaba con realizarse la determinación del grupo sanguíneo como requisito para entregar un certificado médico. Aun en la actualidad, por ejemplo, para que una pareja en nuestro estado puede contraer matrimonio por lo civil se le exigen estudios de laboratorio para expedir el certificado médico; tales estudios son: tipo de sangre y VDRL; estudios que tienen su utilidad, pero que resultan insuficientes, si es que se quiere evitar que una pareja tenga descendencia con enfermedades hereditarias graves. En países más adelantados, lo mínimo para este fin seria tener un estudio del genoma de los futuros cónyuges.
Esta temporada de trámites para obtener el certificado médico representa una oportunidad para instituciones privadas honestas y confiables de realizar actos altruistas en beneficio de la comunidad, poniendo al alcance de las posibilidades económicas estudios de laboratorio clínico que servirán de apoyo a la revisión por parte de un Profesional de la Medicina para valorar el estado de salud de los estudiantes, y emitir su diagnóstico en el tan citado Certificado Médico. Permítame Ud. recomendar ampliamente la labor que Laboratorios Santa Raquel realiza en beneficio de la población de Huamantla y poblaciones vecinas, desde hace ya más de 30 años.
El PERFIL ESCOLAR que Laboratorios Santa Raquel ofrece incluye una batería de exámenes mínimos que abarcan un amplio espectro de posibles patologías; pero lo más importante es el precio. Los resultados de estas pruebas ponen de manifiesto cualquier alteración incipiente y prematura que alertan al médico quien recibe los resultados para implementar una estricta vigilancia o derivar al paciente a que reciba atención especializada.
Los estudios que se incluyen en este paquete son:
– Biometría hemática completa
Determina la cantidad de hemoglobina presente en la sangre, el número de eritrocitos, el volumen de los eritrocitos, el número y el porcentaje de leucocitos.
Pone de manifiesto es estado de salud de una persona. Nos indica en términos generales si no hay anemia, y si los demás componentes de la sangre se encuentran dentro de valores normales
-Química sanguínea parcial.
Se hace la determinación sanguínea de la concentración de glucosa, urea y creatinina. Las cifras elevadas o bajas de glucosa nos revelan alteración en el metabolismo de los azucares. La determinación de urea y creatinina ponen de manifiesto la función de los riñones.
-Examen General de Orina
Pone de manifiesto la presencia de infección en vías urinarias, detecta también alteraciones metabólicas y sobre todo valora la función renal al detectar la presencia de proteínas. Con este estudio y con los resultados de la creatinina sérica se pude detectar oportunamente la insuficiencia renal en etapas tempranas.
-Grupo sanguíneo
Es la determinación del tipo de sangre, es importante saberlo cuando se hace necesario donar o recibir sangre.
-Coproparasitoscópico.
Pone de manifiesto la presencia de parásitos intestinales.
-Determinación de IMC
Se obtiene al medir y pesar a la persona.
Con todos estos elementos y después de examinar y auscultar al alumno el médico está en condiciones de certificar que el estudiante está o no en óptimas condiciones de salud. ¡Vale la pena! No más moños negros en las escuelas
Comentarios, dudas o sugerencias: diabtlax@hotmail.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: