Saltar al contenido.

Captura PGJE a sujeto que privó de la vida a su hija

PGJE.- Atendiendo las instrucciones del Gobierno del Estado de abatir la impunidad y gracias al trabajo de investigación de la Policía Ministerial adscrita a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) se logró la captura Marco Antonio Domínguez Aguayo, quien privó de la vida a su hija biológica en 2013.

El Agente del Ministerio Público inició la Averiguación Previa correspondiente luego de que el 28 de noviembre de 2013 acudió asociado de la Policía Ministerial y peritos a realizar el levantamiento del cadáver de una menor, en el interior de un consultorio médico ubicado en la colonia San Sebastián, municipio de Chiautempan.

Ahí, los expertos realizaron las diligencias correspondientes del levantamiento del cadáver y ordenaron su traslado al Servicio Médico Forense (Semefo) anexo a la PGJE, donde se le practicó la necropsia de ley, que arrojó como causa de muerte choque neurogénico secundario a sección medular a nivel cervical, concomitante a trauma cerrado de abdomen.

Más tarde, el cuerpo fue identificado por la madre de quien en vida respondió al nombre de Jazmín N., que al morir contaba con 2 años y ocho meses de edad.

Asimismo, narró que el día de los hechos el padre biológico de la menor, Domínguez Aguayo se la llevó de paseo, y más tarde la regresó cubierta con una manta ya que dijo que estaba dormida; sin embargo, notó que no despertaba, por lo que la trasladó a un consultorio médico donde le manifestaron que ya no mostraba signos vitales.

Con esta información, el fiscal giró la orden de presentación en contra del sujeto a fin de que declarara en relación a los hechos, ya que fue la última persona que vio con vida a la niña. Por ello y gracias a las indagatorias, los agentes conocieron que ese individuo fue quien privó de la vida a la menor.

De inmediato, comenzaron la búsqueda del probable responsable, por ello tuvieron conocimiento que trabajaba como taxista, cuya ruta principal abarcaba del estado de Puebla al municipio de Papalotla.

Con estas pistas, a las 12:00 horas del 27 de agosto los detectives montaron un operativo de localización en las inmediaciones de la demarcación del sur de Tlaxcala; de esta forma, específicamente en la población de Panzacola, observaron un taxi que coincidía con las características de la unidad conducida por el sospechoso.

Acto seguido, los adscritos a la PGJE le marcaron el alto al conductor del automotor y al corroborar que se trataba de Domínguez Aguayo, de 33 años de edad, fue capturado y puesto a disposición del Agente del Ministerio Público de la Mesa de Detenidos.

Al estar en la dependencia, el probable responsable confesó que fue él quien mató a su hija; explicó que no vivía con la madre de la menor, por lo que el  28 de noviembre de 2013, la pidió para llevarla a una convivencia con sus familiares.

Al concluir la reunión llevó de regresó a la niña a casa de su progenitora; sin embargo, en el trayecto la menor Jazmín N., cayó accidentalmente, situación que enfureció al sujeto, quien le propinó un golpe en la cabeza, acción que hizo que la hoy occisa cayera nuevamente y se golpeara contra el suelo.

Asimismo, Domínguez Aguayo continuó agrediendo a la menor ya que no paraba de llorar e instantes después la víctima se desvaneció inconsciente, por lo que decidió llevarla con su madre, a quien se la entregó cubierta con una manta bajo el argumento de que estaba dormida y se retiró.

Poco después, el probable responsable recibió una llamada de la madre de la menor, quien le manifestó que su hija había muerto; empero, el sujeto dijo desconocer las causas que le provocaron la muerte a fin de deslindarse de responsabilidades.

Con la confesión, el Representante Social documentó las pruebas contundentes dentro de la Averiguación Previa que dieron como resultado que Marco Antonio Domínguez Aguayo fuera consignado y remitido al Centro de Reinserción Social (Cereso), por el delito de homicidio calificado.

image

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: