Saltar al contenido.

Agriculturizando “Color & Metría”

Por: Picho.

Como ya dije antes la combinación de los colores se encuentra en la naturaleza, todo el universo se baña y tiñe de color dando a nuestros ojos un juego de combinación y alteración visual. Se puede intercalar una prenda o un accesorio no necesariamente combinando, ¿Cómo es esto posible? Hay reglas básicas de combinación que hacen de la moda un juego vivaz, versátil y atrevido que te hacen destacar.
Para empezar el blanco es la ausencia de color, el negro es una saturación de color y el gris es el hijo cariñoso de estas dos mezclas, algunos especialistas dicen que estos tres colores se pueden combinar con todo. En algunas culturas el blanco es sinónimo de pureza y en algunos casos luto, para la mayor parte de la sociedad el rojo es un color de fuerza, vigor, sexualidad y amor; azul es sinónimo de limpieza, sabiduría y tranquilidad, el amarillo desprecio y belleza, realmente no hay un manual de lo que significa vestirse de tal o cual color. Las estaciones de cada año hacen que las prendas estén de acuerdo a la temporada, en fin lo que se puede hacer en algunos lugares en otros pues también… por lo que entendí es cuestión de actitud, sólo eso.
En la universidad, un maestro decía que nosotros no somos más que el reflejo de luz, puesto que en la obscuridad no se distinguen colores, ni formas. Octavio paz decía “La mucha luz es como la mucha sombra: no deja ver”. Palabras filosóficas que me hacen enriquecer este tema… nunca pensé que algo tan simple rigiera nuestras vidas, y es que cuantas veces oímos a las mujeres decir: “No me queda tal o cual color porque soy morena” “no me gusta vestirme de tal tono porque me veo más gorda o flaca”… y para calmar la angustia agonizante de todas las damas doy lo aprendido en cuanto a combinación.
El arcoíris contiene 7 colores que van del rojo, naranja, amarillo, verde, azul cielo, azul rey y morado, en ese orden. Los colores cálidos son del rojo al amarillo, los fríos del morado al azul cielo, el verde queda como color intermedio, o sea que el verde es un tono medianamente combinable con todos los tonos antes mencionados. Como ya se dijo antes las mezclas de los colores primarios nos dan una gran cantidad y variedad de tonalidades.
Uno puede guiarse en combinaciones naturales, es decir la naturaleza puede ser nuestra maestra en cuanto a combinación, la regla armonizante se basa en ver paisajes y aprender de ellos, por ejemplo: los troncos de los árboles son de color cafés o caquis, las hojas verdes, aunque la combinación es opuesta y no tienen nada que ver, la habitualidad hace que se vea bien, estamos acostumbrados a observar esta mezcolanza que a simple vista no se ve mal. Cuando amanece el cielo se jaspea de un tono morado a un degradado en amarillo. Un dueto muy llamativo y contrastante.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: