Saltar al contenido.

OBESIDAD: ¿PROBLEMA ACTUAL?

Q.F.B. Lorenzo Reyes Pérez: Educador en diabetes

Toca ahora el turno para hablar a cerca de una condición del aspecto morfológico de las personas. Sí, nos referimos a la constitución física de ellas; que tanto espacio ocupa la masa corporal de niños, jóvenes y adultos. En palabras más sencillas ¿que nos cataloga como delgados, robustos o gordos?
Sin lugar a dudas son los extremos lo que preocupa a los encargados de velar por la salud de la población. Los delgados extremos, ya sea por carencia de alimento, hambre o por un problema psicológico, la anorexia. Y del otro lado, la acumulación excesiva de energía en forma de grasa; la obesidad. En esta ocasión revisaremos precisamente lo concerniente a la obesidad.
Antes de seguir adelante, definiremos que es la obesidad. Según sus raíces etimológicas viene de “obedere”; ob (sobre, o que abarca todo) y edere (comer), es decir “ alguien que se lo come todo”. El primer uso conocido de esta palabra fue en 1651 en un libro de medicina en lengua inglesa. En la actualidad la obesidad se define como un exceso de grasa en el cuerpo, derivado de comer más calorías que las que se gastan.
Sin embargo durante mucho tiempo el exceso de peso en la personas era considerado como signo de prosperidad, de abundancia. Basta ver las ilustraciones de los reyes, los obispos y demás personajes acaudalados de la edad media; rollizos, chapeados, o como dirían en mi pueblo “llenos de vida”. Todavía los podemos reconocer en las figuras de la baraja española; ya sea el rey de bastos, copas oros o de espadas.
En muchas culturas antiguas, la obesidad en las mujeres era símbolo de fertilidad; por eso los caballeros las preferían gordas, porque su aumentado acumulo de grasa representaban también una fuente inagotable de alimento para las crías, prueba de ello es que los arqueólogos han encontrado es sus excavaciones varias esculturas donde las proporciones del cuerpo corresponden a representaciones humanas con excesivos glúteos o mamas. La más conocida es la Venus de Willendorf, una pequeña estatua de la edad de piedra que tiene una antigüedad aproximada de 25.000 años y que está expuesta en el museo de Historia Natural de Viena.
De la Edad Media, hay restos cadavéricos que hacen pensar que la obesidad estuvo presente en la cultura egipcia, por ejemplo la existencia de ateroesclerosis fue descrita hace más de 4000 años en la cultura egipcia. Las autopsias de las momias egipcias encontraron que la arteriosclerosis coronaria y el infarto de miocardio se presentaban en personas ricas.
En el Antiguo Testamento de la Biblia el Faraón agradecido promete a José «toda la grasa de la Tierra» o se señala que «el virtuoso florecerá como el árbol de la palma… ellos traerán abundante fruto en la edad avanzada: ellos serán gordos y florecientes» (Salmos XCII)
Sin embargo, en la antigua Grecia, Hipócrates, el padre de la medicina reconoció que las personas que tienen una tendencia natural a la gordura, suelen morir antes que las delgadas. Fue Hipócrates el primero que asoció la obesidad y la muerte súbita hace más de 2000 años.
En la Época Moderna, la figura delgada estereotipada por las modelos y actrices norteamericanas impuso la moda. Todas las mujeres del mundo, o casi todas querían verse como modelos, sin importarles si su estructura ósea era de complexión mediana o grande. (Más informacion entra a huamantla.org).
Dudas, comentarios y sugerencias por favor: diabtlax@hotmail.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: