Saltar al contenido.

Llama #gobierno a retomar #tranquilidad y dialogo en #Ixtenco

Con gases lacrimógenos, piedras, palos, pobladores irrumpieron la presidencia municipal de San Juan Ixtenco al poniente del estado de Tlaxcala, donde en la comandancia de esta jurisdicción resguardaron a las empleadas y civiles mientras gritaban “somos mujeres” y los agresores quemaban la puerta de esta alcaldía, al tiempo que el munícipe Miguel Ángel Yonca Caballero se mantenía dentro en estas instalaciones, al respecto el gobernador de la entidad, Marco Antonio Mena Rodríguez, llamó tanto al grupo de inconformes como a la autoridad municipal para retomar el dialogo y  normalidad en la comuna.
Sobre este conflicto el Ejecutivo local, refirió que previo a la situación de este día el  titular de la Secretaría de Gobierno (SEGOB), Tito Cervantes Zepeda, llamó a resolver el problema para evitar que se acrecentara la situación y llegaran hasta este enfrentamiento.
Mena Rodríguez agregó, que este conflicto se siguió con atención por parte de la SEGOB desde que se inició a primeras horas, “debo ser categórico que el presidente municipal desatendió e ignoró la postura del secretario de Gobierno de mantener el dialogo, de no iniciar una postura de conflicto sino al revés de distender la circunstancia a través de pláticas”,  expuso al dar a conocer que esta situación se hubiera evitado.
Asimismo señaló al respecto, que la SEGOB reiteró a ambas partes que la tranquilidad en la comuna se reestableciera y que se retomaran las pláticas para resolver este conflicto de modo satisfactorio para evitar que pueda trascienden en lo subsecuente y que salga más de control.
“A mí lo que me corresponde es dejar en claro que el secretario de Gobierno fue claro en que no era procedente tensar la situación con una postura como la que planteará el presidente municipal”, acotó.
En tanto reiteró, “el presidente municipal desatendió la postura del secretario de Gobierno en este sentido que era un llamado a la prudencia y esta prudencia debe existir en ambas partes”, de modo que buscarán distender esta situación y encontrar la normalidad a la brevedad.
Sobre el supuesto exceso de la fuerza pública, el mandatario estatal evidenció  que no participaron los policías estatales en este conflicto sino hasta el momento en que fue rescatado el alcalde al interior de esta presidencia municipal, por lo que de haber existido no fue de la autoridad del gobierno del estado.
El conflicto…
Ante el zafarrancho los servidores públicos y ciudadanos que se encontraban al momento de esta turba fueron resguardados al interior de la comandancia municipal, pese a ello existió ingreso de los inconformes quienes quemaron la puerta principal de la alcaldía, mientras los afectados gritaban que querían apoyo.
Varias unidades de la policía municipal fueron volcadas junto con unidades de Seguridad de Grajales, Puebla que también resultaron afectadas ante la falta de intervención del gobierno de Tlaxcala.
En este conflicto, la tesorera municipal, Miriam Patlani, fue retenida a la fuerza y golpeada brutalmente, asimismo hicieron vaciar su bolso para evitar que sustrajera documentos de la presidencia.
Los pobladores, bloquearon el ingreso a este municipio para evitar que corporaciones de auxilio llegaran a atender este conflicto, mientras evitaron que se diera atención en el Centro de Salud para brindar atención a la ciudadanía.
Rescatan CES al alcalde…
Después de varias horas de agresiones, los elementos de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) ingresaron a la presidencia municipal para rescatar al alcalde Miguel Ángel Caballero Yonca, al tiempo que gritaban insultos y manifestaciones de rechazo.
Previo a ello, los pobladores colocaron una bandera de México y entonaron el Himno Nacional, al tiempo que aventaban sillas, piedras, palos y destruían el mobiliario de esta presidencia.
Durante el rescate los inconformes, desquitaron su furia con un elemento de seguridad estatal quien fue jaloneado y bajado de golpe de  una de las unidades policiacas al tiempo que patearon y golpearon, el uniformado en su intento por evitar la agresión corrió para resguardarse en la presidencia municipal donde lo siguieron para seguir con este ataque, después de un tiempo el policía ministerial logró salir nuevamente con problemas de equilibrio después de los golpes y de estar ensangrentado, para ingresar a la ambulancia de la Cruz Roja que fueron quienes lo rescataron.
Finalmente, tras todos estos hechos el grupo de inconformes celebró la salida del alcalde del Partido Encuentro Social (PES) de la presidencia municipal, misma que quedó destrozada, por tanto el gobernador de Tlaxcala Marco Antonio Mena Rodríguez llamó a retomar el diálogo y la tranquilidad en la comuna.

2018-03-14-PHOTO-00009575

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: